lunes, 5 de noviembre de 2007

3D


"Las venas son azules y las arterias son rojas..."
Ese pensamiento no salia de la cabeza de Dikenstein después de ir al planetario con su novia y ver una pelicula con los anteojitos 3d.
Pensaba que en los vasos sanguineos podria revelar grandes misterios de la vida, ¿De dónde venimos?¿Hacia dónde vamos? y las respuestas ahí, en cualquier cuerpo que se preste para ser admirado con los anteojos. Se tiro en el cesped del rosedal con su amor y decidio que era hora de conocerla interiormente, forcejearon y unos jovenes los separaron.

Una vez preso Dikenstein seguia con la incertidumbre, le pidio a su madre que le llevara escondido en un pastel un cuchillo y los anteojos "para escaparse". Se puso los anteojos y se clavo el cuchillo en el esternon, arrastrandolo hacia la pelvis. Se miró maravillado las tripas y se llevo el secreto a la tumba.

2 comentarios:

No SoY nAdA sIn Mi DiAbLo dijo...

hola
gracias x pasar
me gusto tu blog
beso

Silvina Victoria dijo...

parásito, ponete las pilas y escribi algo.