miércoles, 10 de octubre de 2007

Se la dejo picando

En una de las primeras clases de fisica en la vida de Cacarulo® la profesora dicto un problema que proponia lo siguiente:


Se deja caer una pelotita saltarina de una balcon de diez metros, cada vez que rebota llega hasta la mitad de la altura del rebote anterior. ¿A que altura va a estar la pelotita en el quinto pique?.
Cacarulo lo resolvio muy rapido, le parecio extraño que una profesora para presentar una ciencia tan bella y exacta como la fisica haya utilizado un ejercicio tan facil. Ante la duda busco una trampa, debia tener algo mas rebuscado escondido, entonces el planteo se transformo en un verdadero problema. Para averiguar la altura de los piques habia que partir de diez metros y dividirlos por dos, esos cinco metros resultantes volver a dividirlos por dos para averiguar el segundo pique, y asi hasta llegar al quinto rebote pedido. En busca de una buena nota Cacarulo® se aventuro al sexto rebote, al septimo, al octavo y descubrió que todo era una farsa. Se acerco a la profesora y le dijo: - Profe, segun este ejercicio la pelotita nunca dejaria de picar, se puede dividir por dos eternamente y nunca se llegaria al cero.
La profesora desafiante le dijo:- Es imposible, ¿Como podes probarlo?
Cacarulo tomo la calculadora y dividió muchas veces el diez por dos. Nunca se llegaba a cero, la calculadora aguantaba hasta 0,5748747364653 pero podia seguir infinitamente. Ante esta situacion la profesora le dirigio a Cacarulo® unas palabras que lo marcaron de por vida: - Cacarulo, dediquese a hacer lo que yo le pida, que no es tan dificil.
Y la pelota quedo picando en la cabeza de Cacarulo®, como le pica la duda.

Cacarulo®: copyright de grego

1 comentario:

Joyrider dijo...

Jejeje, suele pasar a veces rebuscamos mucho las cosas cuando en realidad el otro busca algo más sencillo.